Cada cierto tiempo me gusta cambiar el estilo del blog. Dependerá de la estación del año, o de mi estado de ánimo. Espero que este sea otro aliciente más para que no me falten vuestras visitas y por supuesto vuestros comentarios, sin ellos el blog se queda a medias. Mil gracias.

29 de octubre de 2013

Grisalla


Como me gusta tocar todos los "palos" -que dicen los flamencos- estoy asistiendo a un curso de "Materiales y técnicas pictóricas", que imparte Maria José Barrera en su taller. En las primeras clases, aprendimos a elaborar la imprimación que se aplica a diferentes soportes: de tela o madera en este caso. Igualmente, con pigmentos de diferentes colores y aglutinante a la cola, hacemos los colores que servirán para realizar los trabajos. La técnica se denomina temple a la cola y aunque es mucho más cómodo comprar el color y los lienzos ya fabricados, no está de más conocer los entresijos de la preparación del material.


Son muchos los artistas cotizados que hacen un color determinado, ya que en la gama comercial a veces no se encuentra el tono deseado. Otros los hacen para conocer la calidad del material utilizado o por darles un sello propio a su obra. En mi caso es por aprender, sin descartar que algún día pueda ser de utilidad.



El primer ejercicio realizado es una grisalla, llamada así por utilizar el blanco, negro y gama de grises para su elaboración. Aquí os muestro el momento en que por consejo de la profesora modifiqué el fondo en negro, y creo que el resultado es más efectivo.

La modelo está tomada de una foto de la actriz Glenn Glose que apareció en una revista dominical de hace al menos 15 años. 

¿Qué os parece?


En esta foto se puede ver donde he realizado la mezcla y el material utilizado

17 de octubre de 2013

Silueta de bailaora



 Este trabajo  ha sido encargado por la bailaora Sara Ruiz "La Pipi" para decorar la fachada de su academia de baile. Esta silueta forma parte del  logotipo.
La figura mide 1.20 m., aparte del círculo con 50 cm. de radio aproximadamente, digo aproximado porque lo tracé con una simple cuerda. 
La pared no estaba en las condiciones más adecuadas y se procedió a un lijado para eliminar restos de pintura que permanecían levantados y dejar el soporte de la mejor forma posible.
El trazo del dibujo, previa ampliación,  lo realicé con un estarcido, esto es realizando pequeños agujeritos en la línea del dibujo y una vez fijado el papel a la pared golpearlos suavemente con una muñequilla de carboncillo, con el fin de que traspase esos orificios y quede adherido a la pared.
La pintura utilizada es plástica de una buena marca y la aplicación se realizó con pincel y brocha.

Este ha sido el resultado y más abajo la vista total de la  portada. Creo que a Sara le ha gustado y a mí también. Con eso queda concluido.

(Este trabajo es propio de la pestaña "Pintar en la pared" pero no he sabido editar una entrada nueva en dicha sección. ¡Qué le vamos a hacer!)