Cada cierto tiempo me gusta cambiar el estilo del blog. Dependerá de la estación del año, o de mi estado de ánimo. Espero que este sea otro aliciente más para que no me falten vuestras visitas y por supuesto vuestros comentarios, sin ellos el blog se queda a medias. Mil gracias.

22 de enero de 2016

Amanece

El título de esta obra me lo ha sugerido la impresión de la gerbera parecida al sol. El fondo azul como si fuera un cielo, ha contribuido para decidir este título. Así que ahí quedó. Poner un título original es difícil y esta vez no he recurridos a mis amig@s para que me ayuden. Por no cansar más que nada...

La técnica es acrílico sobre lienzo y el fondo está elaborado con papel de plástico de cocina aplicado sobre pintura muy diluida en agua, esperando que seque un poco para poder retirar dicho plástico. El resultado es el que muestro.
Título: Amanece
Técnica: Acrílico
Medidas: 73 x 60 cm.

14 de enero de 2016

Wasserburg (Alemania)

Wasserburg  pertenece al distrito de Rossenheim en la Alta Baviera. En esta ciudad estuvieron trabajando, hace algunos años, mis amigos Paco y Conchi. De vuelta al lugar al cabo de los años, trajeron una fotografía espectacular, de la cual he reproducido esta acuarela que muestro.
Sirva esto como un homenaje y reconocimiento a todos aquellos que dejaron parte de su vida trabajando fuera de España, y que aún así guardan un imborrable recuerdo y cariño por la tierra que los acogió.
Espero que os guste.

Título: Wasseburg
Técnica: Acuarela
Medidas: 29 x 37 cm


1 de enero de 2016

Mi padre y yo.

Hoy es el primer día del año y el santo de los Manolos. Mi padre se llama así, y es por eso que quiero regalarle este dibujo, como hacía seguramente cuando era pequeña. Es de una foto a la que le tengo un cariño especial porque aparezco caminando cogida de su mano.
En estos días ha estado hospitalizado y yo por problemas de salud (un puñetero resfriado) no he podido verlo. Pensé lo peor, pero afortunadamente está en casa y bien, sin entrar en detalles.
Desde aquí quiero darle las gracias porque nunca me ha dejado de la mano, por su cariño incondicional, por sus desvelos, por la vena artística que heredé de él  y simplemente por estar ahí.
Felicidades Papá. Te quiero.


Y aprovecho para desearos un Feliz Año Nuevo a todos.