Cada cierto tiempo me gusta cambiar el estilo del blog. Dependerá de la estación del año, o de mi estado de ánimo. Espero que este sea otro aliciente más para que no me falten vuestras visitas y por supuesto vuestros comentarios, sin ellos el blog se queda a medias. Mil gracias.

8 de diciembre de 2013

Trece títulos para una imagen

En estos días necesitaba poner un nombre a este cuadro (presentado bajo el título Grisalla) para colocarlo en una exposición conjunta, pero ese día me sentía algo bloqueada mentalmente y se me ocurrió acudir a mis amigos de facebook para que me echaran una mano. El resultado fue brillante, tanto que he decidido conservarlos todos por si en un momento decido pintar otro cuadro partiendo de dichos títulos.  Creo que no es mala idea.
Aquí os señalo los trece, dedicados a este semidesnudo en grisalla.

Pensamiento de mujer
Sentimiento a contralúz
Ocultando la soledad
Hostia ¡El sujetador!
Reflejo de luna
Intimidad
Por fin en casa.
La dama. 
La dama de azul.
Nostalgia.
Melancolía.
La línea bella.
El sueño del estímulo 




Como podéis comprobar el sentido del humor tampoco falta y aunque propuse una votación entre todos, finalmente me decidí por  Reflejo de luna porque me resultaba  muy sugerente, más que evidente.

4 comentarios:

  1. Antonia:
    Muy acertado el título que has escogido, pues coincide con la delicadeza de la obra.
    Un gran abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Arturo, me alegra que coincidas con mi decisión. Todos los títulos son válidos pero ese en especial me resulta muy sugerente. Abrazo.

      Eliminar
  2. Hola Antonia: Un título muy adecuado para este bella obra, iluminada por la luz plateada de la luna!! Un gran abrazo amiga!!!!!!

    ResponderEliminar
  3. Gracias Mercedes te digo lo mismo que a Arturo. Seguro que esa luz plateada sobre una espalda desnuda dice mucho más de lo que parece. Tu también te has dado cuenta. Mil besos.

    ResponderEliminar