Cada cierto tiempo me gusta cambiar el estilo del blog. Dependerá de la estación del año, o de mi estado de ánimo. Espero que este sea otro aliciente más para que no me falten vuestras visitas y por supuesto vuestros comentarios, sin ellos el blog se queda a medias. Mil gracias.

8 de julio de 2012

La niña

Nuevamente me atrevo con Sorolla, aunque es imposible imitar la luz que emana de sus cuadros, yo simplemente hago lo que puedo.
Mientras lo estaba pintando intentaba interpretarlo de alguna manera, y al ver a la niña mayor de pié en la orilla y esos tres niños al fondo, se me ocurrió que todos son hermanos y la mayor vigila a los pequeños, del mismo modo que el mediano que se está bañando, lleva de la mano a otro menor. Era una situación normal cuando las familias contaban con tantos hijos: unos cuidaban de otros.
De todas formas me encantaría tener más interpretaciones de esta misma imagen. Así que las espero...

10 comentarios:

  1. Mari Carmen Fonsecadomingo, 08 julio, 2012

    Llevas razón, me veo reflejada en esa foto, yo la mayor de cinco hermanos, era la encargada de cuidarlos a todos y cada uno, en cadena se sentía protector de los que a él le seguía, bonita reflexión, la que has hecho. Y me alegra ver que tienes tiempo para poner en práctica tu aficción, me das envidia.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mari Carmen, la reflexión ha sido fácil, pues yo soy la mayor de cuatro hermanos y las dos sabemos cómo era la responsabilidad de "la mayor", como una pequeña madrecita que a veces no alcanzaba a comprender su cometido.
      Te doy las gracias por participar, espero que no sea la última.
      Otra cosita: el tiempo para pintar lo saco de donde sea, siempre me ha ocurrido lo mismo...¿Te acuerdas qué hacía en las clases que no me gustaban? ja, ja... ¡Pues haz memoria!
      Besos.

      Eliminar
  2. Antonia:
    Por la expresión de la niña en primer plano, se me ocurre que está en observación de la llegada del agua sobre la arena. De niños, siempre tratamos de adivinar hasta donde llegará la ola, en un juego constante por predecir el futuro.
    ¿Podría ser eso?
    Veo que estás experimentando con el color azul celeste, lo que da una belleza especial a las imágenes. Y ya que hablas de la luz de Sorolla, quizás sea hora de que emplees "tu propia coloración". Sería interesante verte caminar sola, sin más referencia que tus otras propias obras.
    Te envío un cálido saludo.

    ResponderEliminar
  3. Gracias Arturo por tu opinión. Efectivamente la niña tiene la mirada baja y (en vez de cuidar a sus hermanos) está pensando adonde llegará la ola. ¡Muy bien, me gusta esa interpretación!. Es increíble como cada cual ve cosas diferentes en los mismos motivos. Por eso me gusta el arte, pero de momento me considero aprendiz...prefiero ser aprendiz, por eso me gusta tener como referencia a quien sabe la técnica de la pintura. Tengo algunos originales, pero me desconcierta no saber cuándo terminar...A partir de pronto, lo intentaré.
    Un cordial saludo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Antonia:
      Tengo para mí que las artes plásticas brindan, ante todo, la maravillosa experiencia de la creación.
      Las obras en sí mismas serían el resultado de momentos de placer, de inventiva, de descubrimientos. Expresión pura.
      Finalizarlos es como dejar un juguete, para entretenerse con otro nuevo. Por supuesto, en este nuevo desafío se volcarán las expectativas de mejora, de alcanzar metas imposibles hasta entonces.
      Nada más aburrido que repetirse.
      Te envío mis mejores deseos, Antonia.

      Eliminar
    2. Aunque mil veces se realizara la misma obra el resultado sería distinto. Esa expresión pura de la que hablas es siempre cambiante y es producto del pensamiento y de la propia sensibilidad. En el arte no se puede dar la repetición o no sería arte. Aunque yo intente imitar alguna obra siempre serán parecidas pero no repetidas. Creo que cuando se está intentando imitar, a la vez también se está creando, depende del concepto que cada cual tenga de la palabra "creación".
      Pues un saludo y gracias por participar y aportar tu opinión.

      Eliminar
  4. Me gusta el mar, mas que cualquier otra cosa en el mundo. Por eso veo a la niña vestida que se muere de ganas de entrar en el agua. Sus hermanos desnudos, ella es demasiado mayor y además niña. Creo que está triste. Al menos yo lo estaría
    besines

    ResponderEliminar
  5. Es una buena interpretación, no se me había ocurrido pero puede ser verdad. Desde luego se nota la pasión que sientes por el mar. Yo también.
    Un beso querida "pulga" y gracias por tu aportación.

    ResponderEliminar
  6. mipadreangel.blogsport.comviernes, 18 enero, 2013

    Al decir que la mayor vigila a los tres pequeños, pues es parecido a tu vivienda personal. Vigilabas a los tres hermanos, .. gran responsabilidad.
    Esto también me hacer recordar ante la nueva imagen del mar, el relato que dejé a medias, que tiene mucho que ver con the family

    ResponderEliminar
  7. mipadreangel.blogspot.comviernes, 18 enero, 2013

    Por cierto ¿Qué tal te parecería un cuadro de Caspar David Friedrick? yo creo que lo harías muy bien...

    ResponderEliminar