Cada cierto tiempo me gusta cambiar el estilo del blog. Dependerá de la estación del año, o de mi estado de ánimo. Espero que este sea otro aliciente más para que no me falten vuestras visitas y por supuesto vuestros comentarios, sin ellos el blog se queda a medias. Mil gracias.

17 de enero de 2013

De nuevo Klimt

Ante la insistencia de mi hija, que ahora es madre, reproduzco de nuevo este cuadro de Klimt. De él he suprimido algunos detalles como unas hojas verdes que aparecen en la parte superior izquierda y en el lateral derecho. Son licencias que me permito ante la familiaridad que estoy tomando con este artista, cuya obra me parece admirable. Espero abandonarlo por algún tiempo y continuar con otros proyectos que traigo entre manos. De cualquier forma se pueden apreciar diferencias entre el que hice hace como unos ocho años y este nueva obra. En primer lugar, el formato es distinto (50x70) y también el color que tiende hacia el malva. Espero mostrar muy pronto otro estilo que estoy ensayando. 
Gracias por seguir ahí.





11 comentarios:

  1. Antonia:
    Es una muy bella maternidad, que muestra tu delicadeza plasmada en el lienzo.
    Un gran abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Arturo por tu opinión. Como ves, me voy poniendo al día con los blog. Espero continuar periódicamente y que no me falten seguidores como tu. Un abrazo.

      Eliminar
  2. mipadreangel.blogspot.comviernes, 18 enero, 2013

    Querida prima: He visto esta nueva obra tuya, en la que está llena de sensibilidad. Eres una gran artista.
    Te propondria un cuadro muy bello de Klint, que se titula Naturaleza, bien mejor dicho, tiene varios nombres.
    A ver si te lo puedo enviar. Este que digo, es una maravilla.
    Te cuento la anécdota que me ocurrió con él, pero cuando te lo pueda enviar.
    Tu prima del alma

    ResponderEliminar
  3. Gracias prima. Sé que te gusta todo lo que pinto por culpa del cariño que me tienes. Ya sabes que es recíproco. Un besazo.

    ResponderEliminar
  4. Querida, como siempre precioso y preciosa dulcera que creas en sus rostros. Como siempre....apruebas con mucha nota... Un beso y te quiero hermana

    ResponderEliminar
  5. ¿Has querido decir úlcera o dulzura? Espero que sea esto último. ¡Y gracias por el aprobado, que siempre da subidón.!
    Y ya sabes que yo también te quiero. Un beso.

    ResponderEliminar
  6. Una maravillosa reproducción.. felicidades!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Mari Jose, aprecio tu opinión de artista. Bss.

      Eliminar
  7. No sé si es el hecho de ser abuela, o simplemente que el trabajar ahondando sobre un mismo artista acentúe la conexión entre el modelo y la artista (anda, mira; me salido como el título de la peli, pero al revés,jeje); o quién sabe si sa hayan confabulado ambas cosas, pero el hecho es que este trabajo respira una gran delicadeza, una sensibilidad especial.
    Me alegra un montón que estés de nuevo al tajo, Antonia.
    Abrazotes

    ResponderEliminar
  8. Gracias Margarita, como dices las dos cosas han influido en esta pintura: el tratar a Klimt como si fuera de la familia y el aumento de esta, tras el nacimiento de mi nieta. Un poco sí que me ha cambiado el sentir hacia algunas imágenes que reflejan mis emociones. Como es esta tierna estampa maternal.
    Pues recibe un cariñoso abrazo.

    ResponderEliminar
  9. Gracias Margarita, como dices las dos cosas han influido en esta pintura: el tratar a Klimt como si fuera de la familia y el aumento de esta, tras el nacimiento de mi nieta. Un poco sí que me ha cambiado el sentir hacia algunas imágenes que reflejan mis emociones. Como es esta tierna estampa maternal.
    Pues recibe un cariñoso abrazo.

    ResponderEliminar