Cada cierto tiempo me gusta cambiar el estilo del blog. Dependerá de la estación del año, o de mi estado de ánimo. Espero que este sea otro aliciente más para que no me falten vuestras visitas y por supuesto vuestros comentarios, sin ellos el blog se queda a medias. Mil gracias.

4 de agosto de 2015

Dibujo del natural

Durante el mes de julio he asistido a un curso de dibujo del natural al carboncillo. Dichas clases comenzaban a las seis de la tarde y hasta las nueve, con unas temperaturas de alerta naranja, es decir, los 44 grados no los quitaba nadie, y para colmo el local andaba flojito de aire acondicionado. Si esto no es amor al arte que venga Dios y lo vea.
Pero bueno, el curso resultó muy interesante, teniendo en cuenta que es la primera vez que acudo a uno de este tipo, sin duda no será la última, pues es muy distinto reproducir una imagen impresa que un desnudo al natural. Aquí os muestro algunas fotos y el resultado de tres horas por día dándole al carboncillo y al trapo.
El curso estuvo impartido por Teresa Díaz, que desde aquí le envío un abrazo.


Segundo día
Cuarto y último día




8 comentarios:

  1. Hola Antonia: Realmente que amor al arte!!! con semejantes temperatura. Valió la pena, pues has realizado unos bellos trabajos y en grandes dimensiones, que a veces uno se acobarda por el tamaño. Buenísimos y felicitaciones!!!! Un abrazo!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Todo lo que sea aprender se agradece. Es muy gratificante realizar este tipo de dibujos, aunque nada sencillo, las proporciones y medidas resultan algo engorrosas en un principio. Si es verdad que la práctica lo es todo. Ahí estoy intentando que alguien se quede tres horas sin moverse para poder practicar, pero en mi familia eso es casi imposible. Ya veré qué hago...de momento te envío un fuerte abrazo.

      Eliminar
  2. Me parecen muy buenos tus dibujos del natural. Es bastante difícil. El calor fue malo para los artistas pero seguramente los que posaban estaban encantados, Ja, Ja...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues no creas...jejej. Hacía calor para todos, quizás a los que pintamos en seguida que nos concentramos en el trabajo se nos olvida todo, incluido el calor o el frío, igual que pasa el tiempo sin apenas darnos cuenta. Y esto último, seguro que cualquiera que se dedique al arte puede asegurarlo.
      Pues gracias por el comentario y recibe un abrazo.

      Eliminar
  3. Respuestas
    1. Gracias ludu. También pasé por tu blog de música y me encuentro entre tus seguidores. Saludos afectuosos.

      Eliminar
  4. Hola Antonia. Muy interesante el curso, me apasiona el cuerpo humano y este tipo de cursos son fenomenales, yo hice uno hace ya muchos años en Madrid, mientras tanto a dibujar, leer y dibujar...
    Veo que vives en Sevilla, ciudad de la que estoy enamorada, ahora eso si, el calor no lo soporto, por eso que tienes valor con esas temperaturas ir a clase... amor al arte sin duda.

    Muy amable por tus palabras sobre mi trabajo, aquí seguimos día a día luchando....
    Un abrazo Olga

    ResponderEliminar
  5. Gracias Olga. Tu lo has dicho...día a día luchando y siempre intentando aprender algo. Creo que esa es la vida.
    ¡Ah! En Sevilla tenemos una primavera y un otoño excepcional. Si te animas a venir te recomiendo esas estaciones. ¡En verano no!
    Pues un abrazo fuerte

    ResponderEliminar